Cante

Me miran los pájaros en las cornisas,
miradas de soslayo, movimiento rápido.
De a poco se sacuden el agua que nos empapa
y no cantan. Hoy no cantan.

La capucha aisla los sonidos, crea un vacío
de ecos a medias, mi corazón se amplifica;
más rápido, me digo, más rápido que tengo este día
de lluvia en el bolsillo. Será que tengo la vida
saltándome de las venas, corriéndome entre las piernas.

¿A dónde irá esa? Niña, ¿no ves que llueve?
Y yo les digo a los mirlos y a las urracas
¿No hay trinos hoy? ¿No hay cantes?
¿Que no veis que llueve y lo hermosa que cae la gota?
¿Acaso no merece este día que lo bailemos,
que gocemos de sus charcos y de sus horas?

Saben que esperaba un buho, una lechuza, un mochuelo.
Lo saben y es por eso que giran la cabeza y me plantan.
Me dejan a merced de mis latidos, al compás intermitente de mi aliento.

Anuncios

Un comentario en “Cante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s