¿Adecuar o educar?

Noelia tiene siete años y un hermano que la lleva a caballito. Tiene también unos ojos inmensos que chisporrotean y una bondad intrínseca que desarma a cualquiera. Hoy su profesora decidió mandarle muchos deberes de cuentas.

– Noelia, si tienes diez caramelos y le das tres a tu amiga y dos a tu madre, ¿cuántos te quedan?

Se escucha un balón golpeando la pared, pum, pum, pum.

– ¡Noelia, por favor!

– Si mi hermano y mis amigas están jugando al fútbol y yo encerrada haciendo cuentas, ¿cuántas vidas me quedan?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s