Compañías reales

edipo

Tocó la tierra

me lo dijo

“no he vuelto,

aún no me he ido”.

Tocó la tierra con descuido,

perezosamente, inhaló

abriendo muchísimo los pulmones.

“Me recordaba a ti”, me dijo

“a tu recuerdo”. Se ató un hilo

amarillo, tal vez dorado. Al final

estaba cortado.

 

Fue más tarde, un día,

un segundo, un instante.

Fue luego que no me dio la llave.

“No tienes miedo, ¿a qué tenerlo?”

Tarareaba,

le oía alejarse por la vereda.

Fue entonces que no me dio la llave.

Fue entonces que abrimos las puertas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s