Polilla sin alas

contenido_shutterstock_97739042-polilla

La campana tenía un cristal,

el cristal una reina,

la reina un herida,

la herida sin venda.

 

No luches tanto,

pequeña polilla,

no te esfuerces

en gobernar cada día.

 

Vuela libre,

vuela sola

y cúrate de una vez

esa herida.

 

Se hace tarde, su alteza,

por más que te empeñes

en ocultar obviedades

la plebe ya anda de vuelta,

de tus torpes trucos,

de las pobres tretas.

 

Andá pronto a acostarte,

su alteza,

andá a ocuparte de tus líos,

no se irán

por mucho que finjas

no enterarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s