Apagón

otoño

A veces los días se detienien y se hacen inmensamente largos. A veces te detienen. Cierras los ojos y sólo ves maderos. Cierras los ojos y quisieras marchar bien lejos.

Vivir en los márgenes que nos dejan, en las grietas imposibles donde construimos nuestras pequeñas vidas, a sabiendas de que cualquier día sellarán la salida. Partidas que empezamos a jugar aunque ya nos sepamos vencidas, no hay aliados ni fuerza alguna, no hay herramienta posible contra su violencia, no mientras la hidra se retroalimenta.

A veces el sol baña en dorado los barrios y miras unos segundos tanta belleza, tan formidable espectáculo, para luego volver a cogernos las manos, resistir juntas, no hacer sitio al pánico. Aprender a buscar salidas, nombres de abogados, no pasa nada, está tranquilo, nos quedamos, hay que salir, no podemos permitirlo. A veces el sol calienta la acera con un ocre precioso mientras a ti te identifican del otro lado.

Anuncios

Un comentario en “Apagón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s