Negro

la foto

 

El gato-rata merodea
a nadie teme
a nadie ama.

Negro
como los días
de olvido.
Negro
como la casa
que habito.

El gato-rata que rasca,
anguloso y afilado,
de pura lija la zarpa.

¿Quién le pondrá el cascabel?
¿Quién quiere que deje de ser?

Arrabalero en sus modos,
pesca donde le dejan,
corre como el demonio.
Y si le hablas bajito
mueve la cola despacio
y te guiña los ojitos.
Y si le hablaras con mimo…
Ja, ya cayó otro humano iluso.

El gato-rata que ataca
habita un corazón intruso.
Y sueño que me acompaña,
tras la tormenta, con disimulo.

¿Quién teme al lindo gatito?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s