Regalos

IMG_1263

Con todo, voy con todo corriendo por la pradera, saltos de vida, tragos de aire. Aún no ha nacido quien me pare, dice Lola, aún no ha nacido quien nos queme. Pero cuantitas veces sentí chamuscarme. En cambio aquí, donde nadie puede verme, donde ya no llegan los furiosos sonidos de motores, se extiende mi reino y mi certeza.

Pequeño remolino atolondrado en busca, cada día, del tesoro más preciado: copos de nieve que el sol pasó por alto, placas de hielo en los sillares de las rocas, ramitas de cantueso. Aúlla, aúlla, grita bien alto, coge ahora un frasco y cuéntale un secreto, llénalo del aire puro, del viento fresco. Ponle trocitos de musgo blando para pisar cuando los pies se cansen; échale pechina, uva y endrina. Envuélvelo entonces con niebla de esa que a veces cubre el valle y hazle un lazo con romero. Regalos locos, vida golpeándome en los ojos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s