Obvio

lodosa

Nada malo puede suceder
(a la vecina tal vez sí,
no a nosotras que escuchamos jazz).
No importa que el río se haya desbocado,
que el agua gane metros
a este jardín hermoso donde amanezco,
porque todo está naturalmente bien.
Y yo,
yo no quiero,
es que no quiero
volver.

ebro ebro2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s