Al oído

etnica-africana

Me pongo así como dulce y me pregunto si es que hay algo más bonito. No consigo dejar de llenarme la boca con diminutivos y es que es tan suavecito, tan de pasarla agarraditxs que, ya ves, se me salen las palabras como si hubiese tragado toda una empalagosa colección de osos amorosos. Pero es que quién se podía imaginar que, un día cualquiera sin pretender ni esperarlo, iríamos a encontarnos. ¿Quién nos iba a decir que hallaríamos tantísima ternura en un solo abrazo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s