Ojos de mar

image

Songkram fue todo lo que un año nuevo tiene que ser: me reí, me reí y me reí. Litros, litros y litros de agua. Empapada. Tiritando. Empiezas dudando de si mojar a la gente en moto y terminas gritando, mega pistola en mano, cual Rambo tarado.

Algunas resacas después aprendo a montar en moto (seeeeee), atravesamos Samui, vemos un pueblito musulmán de pescadores, conseguimos no morir envenenadxs de pseudo tortitas de camarones y finalmente me zampo un arroz frito con piña, pasas, anacardos, tomate, zanahoria… Un escándalo.

Caminito hoy de Koh Phangan con demasiado calor y, contra todo pronóstico, parece que acierto.
En el parque de los desperdicios vienen a jugar los niños, las parejas beben a escondidas cerveza y una señora pasea una perra. Perras que siguen a señoras, señoras que se esconden en las piedras, escondite de tercera. Respirara, respirar como si la vida nos fuera.

Un chico alto busca cosas en la orilla, me pregunto qué habrá encontrado. El chico alto me regala un ojo de mar y dice que dará suerte, que son los ojos quienes te encuentran. Así que parece que el cielo ha escuchado y hay una gata pariendo. Y yo pienso que tener un amigo va a ser algo bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s