El juego que yo juego

erotic02

Como alcanzada por un rayo
enterita me estremezco
y rugen mis fantasías hambrientas,
demandando ser saciadas.

Sin poder ni querer evitarlo
me humedezco
y te pienso
-vaya si te pienso-,
y te siento
-vaya si te siento-
como un fantasma lascivo,
sátiro espectro,
que muerde mi cuello
se restriega
y arremete con lengua de fuego
mientras retuerce, inmisericorde,
mis pechos.

Se transforman, entonces,
tus dedos en mis dedos,
tus dientes en los míos,
me agito, masturbo,
penetro y gimo.
Mas cuando te encuentre,
no temas,
haremos del cuerpo tablero
de los labios dados
y jugaré, con tanto entusiasmo,
que reventaré cada dique y cada muro
para que el único premio
sea siempre seguir jugando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s