¿Aceptas o qué?

Y después de todo, habitar la contradicción: pudiera ser pero no siempre. No conozco una sola persona que no transite el estado contradictorio, yo la primera, lo que me molesta realmente es haber perdido tanto tiempo y esfuerzo en obligarme a mí misma a salir de ello. ¿A quién narices pretendía “agradar”? ¿El modelo de quién estaba intentando seguir? De pronto darme cuenta de que cuanto más intentaba no ser yo, menos capaz de aceptar era y, eso amiguis, eso sí que es jodidamente importante. Porque la aceptación es de esas cosas que realmente te dejan satisfecha, como una buena comilona de verano bajo una sombra, así te quedas cuando aceptas: por mí, por todxs mis compañerxs y por mí la primera.

Let’s contradictear, gente.

Anuncios

2 comentarios en “¿Aceptas o qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s