Perderse

Soy ola.
¿Cómo aquietarías las mareas?
Déjame ser.
Si soy arena, dime,
¿cómo no perderías ni un grano
cogiéndola entre las manos?

Volveré,
como siempre vuelvo,
a “lo que importa”.

Cuando el último día nos alcance
dudo que piense en la hipoteca.
Espero que vuelvan los ojos a brillarme
con el recuerdo del rompiente de las rocas,
y que pueda irme orgullosa
de lo que entregué a la vida,
a las personas.

Déjame,
deja que me pierda.
Pues volveré, como siempre
vuelvo, a reencontrarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s